martes, 7 de febrero de 2012

No, no me lo vendes




Si necesitas anunciar tu producto para venderlo es porque no tiene suficiente calidad para venderse por si mismo.

No se donde lo leí o quién me lo dijo, ni siquiera si la frase exacta era así, pero servirá... porque aunque soy muy poco de ver anuncios, la publicidad se ha convertido en el producto.

No compramos lo que necesitamos sino lo que nos meten por los ojos, a todas horas, en todos los soportes. Con música y con imágenes y frases contundentes en vez de con productos de calidad que cubran las necesidades.


Como ejemplo de producto que 'necesitamos' podemos tomar la conexión de banda ancha (internet, vamos).

La tasa de penetración de las conexiones de Banda Ancha en España es del 23,6, es decir, en casi 24 de cada 100 hogares hay una conexión a internet de alta velocidad.

Las principales compañías de telecomunicaciones del país se pelean por un parque de abonados que no ha dejado de crecer desde el inicio del internet público, y así lo podemos ver en cualquier bloque de anuncios de televisión donde siempre se cuelan varios anuncios de conexiones a internet a velocidades de vértigo y precios de risa. O eso es lo que quieren vender.

La realidad es bien diferente. 

En España, hay pocos operadores con red fija propia, básicamente, hay dos operadores: Telefónica (ahora Movistar) y ONO (junto con el resto de cableras, permitidme generalizar). Luego tenemos una constelación de pequeños operadores que revenden las conexiones de Telefónica y que en el mejor de los casos cuentan con algunas zonas de cobertura propia en las grandes ciudades (Jazztel, Orange, Vodafone...). Ahora mismo, solamente Movistar y ONO siguen invirtiendo en red para dar mayor cobertura y mejores velocidades.

Pero la batalla publicitaria va por otro lado, en un mercado que ha dejado de crecer con la fuerza que lo había hecho hasta ahora, los esfuerzos se centran en robar clientes a la competencia, y así lo demuestran con ofertas para nuevos clientes y letra pequeña del tipo "Si te traes tu línea con nosotros". 

Los operadores no están ofreciendo nada nuevo y la única manera de diferenciarse es ofrecer precios ligeramente más bajos que los de la competencia, eso si, siempre que vengas de la competencia y por un tiempo limitado. La última moda son los descuentos por tener más y más productos con la compañía y los compromisos de permanencia, porque si tu producto no es suficientemente bueno... para eso está la publicidad (y atar al cliente, cueste lo que cueste).

¿Qué pasaría si una compañía de telecomunicaciones decidiera hacer un 'hail mary' y rompiera el status quo con una conexión decente y un precio realmente competitivo? Imaginad simplemente la cantidad de abonados que podría tener un operador que ofreciera algo tan simple como una conexión de 1 'mega' por 10€ 'todo incluido'. ¿Y si algún operador móvil hiciera como Free en Francia y ofreciera 'todo' por 10€? Ya, ya dejo de soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario